Encuentros de familia

Al finalizar el pasado año 2019, un nuevo encuentro de la Fraternidad Molante se celebraba en Egiluze. Un encuentro de Familia, con momentos de trabajo y de risas. El sábado por la mañana el desierto nos ofrecía tiempo para reflexionar y meditar, por la tarde las tareas propuestas por el Comité Internacional de Laicos nos mantenían en concentración.

Con momentos de oración, tanto el viernes como el sábado por la noche, el encuentro fue muy enriquecedor para todos. Las risas, claro está, también hicieron su acto de presencia, como es habitual después del momento de oración del sábado por la noche y es que el buen humor nos ayuda a afrontar las complicaciones de la rutina diaria. ¡Qué importante es mantener el buen humor!

Recorriendo este camino juntos, en familia y con la Familia Hijas de la Cruz. Superando retos y ayudándonos unos a otros. Es algo grande y motivo de celebración sin duda. ¡Animo y adelante con los faroles!

Artículo copiado de: https://familiahijasdelacruz.blogspot.com/2020/01/encuentros-de-familia.html

Un tiempo en Argentina

“¿Cual es la Buena Noticia?” Estar ahí… ¡es nada y es todo!

Esta pregunta se nos planteó en el encuentro de la vida religiosa, a finales de noviembre. Estar ahí sin esperar ni comprender nada, sin querer saber o captar nada. ¡Estar presente, estar con! El tiempo de Navidad es el tiempo del silencio habitado, presencia del Padre que ofrece.

Con ocasión de esa jornada, hice la experiencia de “salir a misionar” por las calles, para hablar de Dios. Me sorprendió la expectativa de la gente que venía a nuestro encuentro para pedir una bendición, para tocar la imagen de María o para escribir una petición.

Estar ahí es eso: Compartir con mis hermanas un pequeño tiempo de vida, compartir su misión o sus interrogantes. Cruzar el camino de algunos argentinos en ese tiempo de cambio político. Entrar con la Iglesia de Argentina en un año mariano para celebrar el 5º centenario de la 1ª misa y los 400 años de la llegada de la Virgen a la provincia de Catamarca.

“Ese momento presente siempre está lleno de tesoros infinitos” J.P. de Caussade

En Boulogne, he vivido 2 meses prácticamente, con Blanca y Karina. Acompañando a Karina en sus clases, he visto estudiantes que tenían sed de sencillez y de verdad. El testimonio de Tailandia, de mi vocación o de mi vida, se topaba con sus propios desafíos. Con ocasión de un fin de semana experimenté la sed y el sufrimiento de una juventud: sus fuerzas y sus heridas. Las hermanas están ahí, con ellos.

Regularmente van a la Plata, para acompañara al equipo educativo en los momentos fuertes (Confirmación, encuentro con los laicos, acompañamiento a los jóvenes…)

En el barrio de Boulogne, he comprendido poco a poco, el trabajo minucioso, humilde y profundo de las hermanas. Blanca se junta 3 veces a la semana con esos hombres y esas mujeres afectados por la droga, por la fragilidad de la vida familiar, la violencia. Las hermanas son amadas y respetadas. Después de 9 años de presencia han preparado a unos laicos para continuar la labor de las hermanas. El 27 de noviembre, fiesta de la medalla milagrosa, advocación de la capillita del barrio, el Obispo presidió la misa, celebrada en la calle. 17 laicos fueron enviados a continuar esa obra, presencia de Iglesia en ese lugar olvidado por los grandes.

Pasé también una semana en las dos comunidades de Zárate. Primero con Carmen y Gaby, donde tuve la alegría de dar testimonio en nuestro colegio. Varias de nuestras hermanas han trabajado en él. Gaby continúa haciendo el enlace. Me rencontré ante los pequeños de 4-6 años para acoger su canción. También di testimonio de Asia ante una centena de jóvenes y fui testigo de su trabajo del año.

Me conmovió el grupo de 50 adultos que estudian después del trabajo para llegar a ser profesionales de la educación o de la salud. Nuestro Colegio permite alcanzar el nivel sin tener que desplazarse a la capital. El testimonio de Tailandia y los desafíos de la vida religiosa en la actualidad se unen a su propio combate. El intercambio fue muy rico. Me quedé unos días con Ana Esther, Isabel y Delia. Nos encontramos con un grupo de laicos y visitamos el barrio (más bien villa) con Isabel.

El proyecto de voluntariado internacional en alianza (VIA)

El objetivo de mi estancia era también encontrarme con el equipo de redacción de ese proyecto, que está formado por Sor Cristina y Sor Alicia (Siervas de María), Sor Rafaela y Sor Silvina (Ntra. Sra. de la Compasión que tienen experiencia de un voluntariado desde hace 4 años) y Karina. Las Hermanas del Salvador de la Santa Virgen no están en América Latina. Las hermanas llevan un año trabajando. Ha sido un tiempo rico de conocimiento y enriquecimiento mutuo. Se ha elaborado un proyecto de quince páginas cuyos principales puntos son:

Objetivos: Proponer un ámbito de misión para personas que buscan vivir la solidaridad y construir una sociedad más justa. Aportar apoyo a las organizaciones locales, ayuda social a la población más vulnerable.

Condiciones necesarias y compromisos entre el voluntario y VIA: (administrativo, salud, financiero, humano…) con un mutuo acuerdo.

El desarrollo es en 3 fases: – Antes de la estancia (Conocimiento del voluntario, preparación, formación por Skype y presenciales…) -Durante: acompañamiento, seguimiento…-Después: Evaluación, relectura, ¿continuación con una congregación de la Alianza?

A mediados de noviembre enviamos el proyecto a los Consejos Generales y en nombre de los 4 Institutos, Sor Hélène, Superiora General de Ntra. Sra. de la Compasión con su asistenta Sor Carmen nos comunicaron su respuesta. Puerto Nero, Zárate. A Partir de entonces, nos encontramos en dos fines de semana para elaborar los útiles de trabajo para el funcionamiento del proyecto: Page web, itinerario de formación, tablas de evaluación, de acompañamiento dossier administrativo y una hoja de ruta para los pasos que hay que dar antes de lanzar el voluntariado.

El próximo año se nombrara un equipo de coordinación y asumirá la continuación del equipo de redacción.

Fue una buena experiencia, que me dio la alegría de contribuir en este proyecto de voluntariado, proyecto que tengo en el corazón, con la experiencia de Tailandia. Y también la alegría mayor aún de percibir lo que vivimos en alianza, que me invita a confiar y a ver más lejos, más allá de nuestras realidades pequeñas, sencillas y pobres.

Visitas y expansión:

Los últimos días, visitamos algunos lugares importantes de la capital, tales como la catedral que era la iglesia del Cardenal Jorge Mario Bergoglio, antes de ser nombrado Papa, las calles típicas de Caminito e incluso Tierra Santa, parque temático, el 1º de tema religioso, único en el mundo.

En La Plata, estuvimos en la Republica de los niños (parque temático) un pueblo para niños y grandes.

Los 2 meses que he pasado con las hermanas de Argentina han sido un tiempo rico, tiempo que me rememorado el que pasé en Italia, para conocer a cada una de las hermanas, su misión y sus desafíos. ¿Qué hacen las hermanas? ¡Nada en absoluto! En nuestro momento actual como en el tiempo de Santa Juana Isabel, somos “un puñado de hermanas” cercanas a los pequeños y a los pobres de hoy.

GRACIAS a cada una y ¡feliz año 2020, rico en acontecimientos!

“Dios es extraordinario en lo ordinario de la vida, pues lo ordinario somos nosotros…

Lo que es extraordinario, es que Dios nos ama como somos” Mgr Rouet

Artículo copiado de la página https://fillesdelacroix.com/news.html?n=99&lang=es

El vídeo del Papa – Promoción de la paz en el mundo

Ninguna religión incita a la guerra, ni al odio o la violencia. Al contrario, nos invitan a defender los valores de la paz y de la fraternidad humana. En cambio, el diálogo y la comprensión entre los seres humanos sí forman parte esencial de sus enseñanzas. Sigámoslas.

“En un mundo dividido y fragmentado, quiero invitar a la reconciliación y a la fraternidad entre todos los creyentes y también entre todas las personas de buena voluntad.

Nuestra fe nos lleva a difundir los valores de la paz, de la convivencia, del bien común.

Recemos para que los cristianos, los que siguen otras religiones y las personas de buena voluntad promuevan juntamente la paz y la justicia en el mundo.

Gracias.”