Laicos, Mensajes

Domingo de Ramos

Todos los años, el domingo antes de Pascua, los cristianos católicos celebramos el Domingo de Ramos, recordando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

Montado en un burro, Jesús entró en Jerusalén y una gran multitud «salió a su encuentro con ramas de palmeras exclamando:
¡Hosanna! Bienaventurado el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel ».

En la celebración del Domingo de Ramos, los fieles salimos a las calles en procesión para celebrar. Sin embargo, este domingo no será así.

Hoy las ramas se colocarán en las puertas, en las ventanas.

Hoy las ramas saludan a Jesús Triunfante que entra no en Jerusalén, sino en las casas de los que creen.

Hoy, estas ramas verdes en las casas simbolizan la expansión de la conciencia de aquellos que enfrentan su fragilidad.

Esta rama verde hoy nos invita a mirar la vida y el mundo de manera diferente, especialmente para bosques y toda la naturaleza. Mira con respeto y compasión.

De todos modos, esa rama verde en nuestros hogares hoy representa la esperanza de que esta pandemia pase y surja un mundo nuevo y mejor.

¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!

¡Feliz y Santo Domingo de Ramos!

Terezinha H. Albano

Mensaje del Papa

Liberación de las adicciones

El problema de las llamadas “nuevas adicciones” tiene solución, pero debemos encontrar el camino, necesitamos la palabra profética, necesitamos inventiva humana, necesitamos hacer muchas cosas. Es hora de recuperarnos de las adicciones que nos seducen. Jesús dijo: “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt 6,21). Si uno solo se adhiere a las cosas terrenales, se convierte antes o después en esclavo de ellas. En cambio, si el corazón se adhiere a lo que no pasa, nos encontramos a nosotros mismos y seremos libres. Es hora de fijar la mirada en lo que permanece.

“Seguramente han oído hablar del drama de la adicción.

Y… ¿pensaron también en la adicción al juego, a la pornografía, a internet… y los peligros del espacio virtual?.

Apoyados por el “Evangelio de la Misericordia” podemos aliviar, cuidar y curar los sufrimientos relacionados con las nuevas adicciones.

Recemos para que todas las personas bajo la influencia de las adicciones
puedan estar bien ayudadas y acompañadas.”

Noticias

Una carta desde Brasil

En este momento intenso que estamos viviendo, queremos compartir la carta que hemos recibido de parte de Terezinha Hintz, que es una laica de Brasil.

Hola.
Aquí en Brasil, como en el resto del mundo, el momento es de aprensión.

En un mes, desde el primer caso, ya se han declarado 77 muertes y 2915 infectados. Estos datos son de ayer (27/3); hoy son más.
El foco principal está aquí, en São Paulo.

Estamos en cuarentena, aunque algunos sienten que no es necesario para aquellos que no están en riesgo (ancianos, hipertensos, diabéticos y otros con enfermedades crónicas).

Según las predicciones de los académicos, el pico de la enfermedad aquí en Brasil será a finales de abril, si no hay colaboración de personas que eviten los contactos para evitar el contagio.

La familia de las Hijas de la Cruz está unida en oración, siguiendo todas las convocatorias del Papa. Acabamos de orar con el Papa, recibiendo la bendición de Urbi et Orbis, cada uno en sus hogares y unidos en oración.
Las iglesias están cerradas.

El domingo pasado (22/3), el grupo Familia Hijas de la Cruz de Itaquera hicimos la tarde de oración, que está en nuestro horario para cada cuarto domingo del mes, cada uno en sus hogares hasta que pase esta pandemia.

Entonces estamos en el momento. Espero tener noticias, especialmente de las hermanas que están allí en el ojo del huracán.

Unidos en oración
Abrazo fraternal
Terezinha

Mensaje del Papa

Oremos por el fin de la pandemia

Recemos todos juntos por los enfermos, por las personas que sufren.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.

Agradezco a todos los cristianos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que rezan por este momento, todos unidos, cualquiera que sea la tradición religiosa a la que pertenezcan.

Sin categoría

San Óscar Romero

Hoy celebramos a un santo latinoamericano! Un santo de un pueblo pobre, que sufría la violencia y el abuso de poder de unos pocos.
Este obispo fue un verdadero pastor de su pueblo, camino con los pequeños y los pobres, y por ellos dió su vida.

Hoy le pedimos al Señor, por intercesión de San Óscar Romero que nos dé el coraje para hacer bien lo que tenemos que hacer. No se trata de cosas espectaculares sino de vivir en lo cotidiano el amor.

San Óscar Romero!! Intercede por toda América Latina!
Amén.

Mensaje del Papa

Los católicos en China – El vídeo del Papa

En todas partes, la Iglesia busca promover todo aquello que nos une. También en China, tierra de grandes oportunidades, donde la Iglesia está llamada a vivir y a crecer en unidad.

“Hoy en día en China la Iglesia mira hacia adelante con esperanza.

La Iglesia quiere que los cristianos chinos sean cristianos en serio y que sean buenos ciudadanos.

Deben promover el Evangelio, pero sin hacer proselitismo y alcanzar la
unidad de la comunidad católica que está dividida.

Recemos juntos para que la Iglesia en China persevere en la fidelidad al
Evangelio y crezca en unidad. Gracias.”

Misión, Testimonio

Hermanos y hermanas de los pobres, entre los más pobres

Les compartimos un pequeño resumen del artículo en el que la Hna. Karina nos comparte su experiencia de un retiro en Luján. Pero también puede descargar el artículo completo, por medio de este enlace.

«Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y haberlas revelado a los pequeños».

Lc 10, 21

Del 15 al 16 de febrero del 2020, se realizó en Luján, Bs As, el primero de los cuatro retiros anuales para mujeres que ofrece la fundación “Saracho”. Participar de esta experiencia nos ha permitido profundizar en una realidad de nuestra querida Argentina: la de tantas mujeres sencillas y muy humildes, que día a día se enfrentan al desafío de la vida en la villa y en barrios muy humildes, con sus alegrías y sus penas.

Los pobres en su realidad cotidiana buscan vivir, y en muchos casos sobrevivir. En el trabajo del cartonero que lucha por vivir y traer el pan a la mesa, en el acto y deseo de superación de una madre por terminar sus estudios para tener un trabajo en blanco (tener nómina), en el generoso compartir de la abuela jubilada con sus nietos, sabiendo que no llegarán a fin de mes… cada uno de ellos vive sabiendo que “Dios proveerá”, porque han internalizado y hecho propia esta oración y por eso la dicen cada día con total confianza. Esta experiencia se transforma en fuerza de vida que los lanza a la lucha cotidiana por vivir. Y es precisamente en este acto de buscar vivir donde misteriosamente buscan estar más unidos al Dios de la Vida que camina con ellos.

Los pobres saben que si viven lo hacen por pura gracia, porque Dios está con ellos y viene en su ayuda, Él es el único que no falla. Y muy unida a esta confianza ciega está también el amor a María, la madre de los pobres.

Los pobres viven también una fuerte experiencia de la cruz, no necesitan buscarla porque la vida que viven está muchas veces llena de cruces que vienen solas. El Padre Tello entiende que “la humillación de nuestra gente pobre, nosotros no la vemos, porque nosotros somos muy de arriba, muy de otra clase; no vemos cómo humillamos y limitamos. Y la gente de nuestro pueblo acepta esa humillación esa limitación; eso es la cruz.”1

Podemos decir entonces que los pobres tienen una experiencia de Dios, como vida y fuerza o lucha de superación, que reconocen a la Virgencita como madre buena que los cuida y acompaña, y que por la gracia de Dios y el amor de María pueden llevar la cruz de la humillación y la privación de muchas necesidades básicas.

Por eso, los once retiros de hombres y mujeres que ofrece la fundación “Saracho” a lo largo del año, intentan ser un tiempo de oasis para los pobres, un tiempo especial para salir de la rutina, para llevar la cruz cotidiana e ir al encuentro de Jesús y de María.

El retiro de mujeres fue animado por un verdadero equipo de mujeres, hombres y jóvenes, que han venido de diferentes puntos para ofrecer y compartir con las mujeres y sus hijos. Un equipo que trabajaba “con un solo corazón y una sola alma” (Hch 4,32) para dar con alegría, lo mejor de cada uno y aquello que tienen para los pobres.

Estos encuentros intentan ofrecer a las mujeres de los barrios un tiempo para ellas y sus hijos, para que puedan encontrar un poco de paz y disfrutar de la vida, para sentirse cuidadas y queridas por la comunidad. El clima de sencillez y fraternidad ayuda a que puedan conocer gente nueva y olvidarse un poquito de los problemas de todos los días.

Al retiro acudieron cerca de 75 mujeres y unos 150 los niños. Vinieron de diferentes barrios, villas y asentamientos de Monte Grande, Quilmes y Maquinista Sabio. Llegaron a Luján para pasar unos días al aire libre y en familia; muchos de ellos eran la primera vez que iban a conocer la Basílica de Ntra. Sra. de Luján, algunos pidieron ser bautizados y tomar su primera comunión para recibir el regalo de la gracia de Dios y continuar la vida, tan dura para muchos, pero ahora con una fuerza especial que viene de Él.

Para terminar quisiera destacar una gran sorpresa y alegría, descubrir que estas mujeres viven fuertemente el ser madres, madres no sólo por DAR la vida sino por CUIDARLA. Son mujeres que desde niñas cuidan la vida de los más pequeños y siendo grandes, la de todos los niños del grupo; cuidan la vida así como pueden, intentando hacer lo mejor, a veces de un modo brusca, otras con algún grito, pero siempre intentando proteger al más frágil. A todas ellas, el Señor parece haberlas bendecido con la gracia de la alegría y la paz, y a nosotros nos abrió nuevamente el corazón y los oídos para reconocer que el reino sigue creciendo, en lo sencillo pero con una fuerza de vida que nos llega especialmente por los pequeños y los pobres de hoy.

Hna. Karina, Hija de la Cruz