Mensaje del Papa

Nuestra familia. El vídeo del Papa.

El ritmo de vida muchas veces frenético que llevamos juega en contra de nuestra vida familiar. Y aquí tenemos un problema muy importante. Porque nadie, ni nosotros como individuos, ni la sociedad, puede prescindir de las familias. Menos en este tiempo de crisis que estamos viviendo. Como dice el Papa Francisco, “las familias no son un problema, son principalmente una oportunidad”.

“La familia tiene que ser protegida.

Son muchos los peligros a los que está enfrentada: el ritmo de vida, el estrés…

A veces los padres se olvidan de jugar con sus hijos.

La Iglesia tiene que animar y estar al lado de las familias ayudándolas a descubrir caminos que le permitan superar todas las dificultades.

Recemos para que las familias en el mundo de hoy sean acompañadas con amor, respeto y consejo. Y de modo especial, sean protegidas por los Estados”.

Mensaje del Papa

Compasión por el mundo

Muchas personas sufren en el mundo. No solamente por el hecho de la pandemia que vivimos. Como dijo Francisco el mes pasado, también por otras pandemias, como “la pandemia de las guerras, del hambre y muchas otras” (14/05/2020). ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo no caer en la indiferencia? El Papa nos muestra el camino: la compasión. Es la mejor ayuda que podemos ofrecerles, con nuestra oración y vida, acercándoles al Corazón de Jesús para que Él pueda transformar sus vidas.

“Muchas personas sufren por las graves dificultades que padecen.

Nosotros podemos ayudarlas acompañándolas por un camino lleno de compasión, que transforma la vida de las personas y los acerca al Corazón de Cristo que nos acoge a todos en la revolución de la ternura.

Recemos para que aquellos que sufren encuentren caminos de vida, dejándose tocar por el Corazón de Jesús.”

Noticias

Oración de Pentecostés

Teniendo en cuenta que este domingo es el día de Pentecostés y que algunas parroquias igual hacen la Vigilia el sábado, les invitamos a una oración el mismo día 31 de mayo, a las 17 h. para reunirnos -vía online, pues es el único medio para hacerlo por ahora-, y avivar el Espíritu para seguir nuestro compromiso cristiano.

Quien quiera participar, lo único que debe hacer es clickar aquí en la fecha indicada.

Que la acción del Espíritu nos vaya configurando poco a poco con Jesucristo en la sencillez de nuestras vidas.