Noticias

Feliz día de San José

Salve, custodio del Redentor
y esposo de la Virgen María.
A ti Dios confió a su Hijo,
en ti María depositó su confianza,
contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José,
muéstrate padre también a nosotros
y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía,
y defiéndenos de todo mal. Amén.

Noticias, Sor María Laura

Invitación a conocer a Sor María Laura

Hola. Ella es la Hermana María Laura Mainetti, Hija de la Cruz. Será beatificada el 6 de junio, en Chiavenna (Italia). Lugar donde recibió el don del martirio. Su trágica muerte, puso al descubierto una vida maravillosa, llena de Dios y de amor a Dios y a los hermanos.

Te invito a que conozcas a María Laura, a través de nuestra página Web especial para la beatificación y también por las redes sociales.Te mando un abrazo y espero que puedas conocerla y amarla.

www.fillesdelacroix.com

www.hijasdelacruz.com

www.beatasuormarialaura.it

Mensaje del Papa

Sacramento de la reconciliación – El Video del Papa

¿Qué significa para ti el sacramento de la reconciliación? ¿Has vivido ya esta experiencia? Francisco nos dice: “Cuando yo voy a confesarme es para sanarme, para curar mi alma. Para salir con más salud espiritual”. El Papa nos invita a vivir este sacramento del amor que transforma la vida: “el centro de la confesión no son los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos”. Dios es más grande que nuestros pecados. Comparte este mensaje lleno de alegría con todos los que quieras y acércate al sacramento del perdón para saborear la infinita misericordia del Señor. ¡Es un regalo para ti!

“Cuando yo voy a confesarme es para sanarme, para curar mi alma.

Para salir con más salud espiritual. Para pasar de la miseria a la misericordia.

Y el centro de la confesión no son los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos.

El centro de la confesión es Jesús que nos espera, nos escucha y nos perdona.

Recuerden esto: en el corazón de Dios estamos nosotros antes que nuestras equivocaciones.

Y recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación con renovada profundidad y para saborear el perdón y la infinita misericordia de Dios. Y recemos para que Dios dé a su Iglesia sacerdotes misericordiosos y no torturadores.”