Mensaje del Papa

Respeto de los recursos del planeta – El Video del Papa

“Tenemos que convencernos de que desacelerar un determinado ritmo de producción y de consumo puede dar lugar a otro modo de progreso y desarrollo” . El Papa Francisco nos transmite lo imposible que es mantener el actual nivel de consumo de los países más desarrollados a costa de explotar los recursos naturales del resto del planeta. Tenemos que abandonar el hábito del descarte y acabar con los desequilibrios comerciales que tantas malas consecuencias tienen en la ecología.

“Estamos exprimiendo los bienes del planeta. Exprimiéndolos, como si fuera una naranja.

Países y empresas del Norte, se han enriquecido explotando dones naturales del Sur, generando una “deuda ecológica”. ¿Quién va a pagar esa deuda?.

Además, la “deuda ecológica” se agranda cuando multinacionales hacen fuera de sus países lo que no se les permite hacer en los suyos. Es indignante.

Hoy, no mañana, hoy, tenemos que cuidar la creación con responsabilidad.

Recemos para que los bienes del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa.
No al saqueo, sí al compartir”.

Mensaje del Papa

El mundo del mar – El vídeo del Papa

Nuestra sociedad depende, probablemente más de lo que muchos de nosotros imaginamos, del duro trabajo de la gente del mar y de sus familias que tienen que enfrentarse no solo a los peligros de la naturaleza -tormentas, huracanes,…- sino también a las amenazas, como la piratería. El Papa Francisco resume muy claramente la importancia de la labor de marineros y pescadores: “Sin la gente de mar, la economía se detendría”.

“La vida del marinero, del pescador y la de sus familias es muy dura.

A veces está marcada por el trabajo forzado o por ser abandonados en puertos lejanos.

Además la competencia de la pesca industrial y la contaminación, hacen su trabajo todavía más complicado.

Sin la gente de mar muchas partes del mundo sufrirían hambre.

Recemos por todas las personas que trabajan y viven del mar, entre ellos los marineros, los pescadores y sus familias”.

Mensaje del Papa

Nuestra familia. El vídeo del Papa.

El ritmo de vida muchas veces frenético que llevamos juega en contra de nuestra vida familiar. Y aquí tenemos un problema muy importante. Porque nadie, ni nosotros como individuos, ni la sociedad, puede prescindir de las familias. Menos en este tiempo de crisis que estamos viviendo. Como dice el Papa Francisco, “las familias no son un problema, son principalmente una oportunidad”.

“La familia tiene que ser protegida.

Son muchos los peligros a los que está enfrentada: el ritmo de vida, el estrés…

A veces los padres se olvidan de jugar con sus hijos.

La Iglesia tiene que animar y estar al lado de las familias ayudándolas a descubrir caminos que le permitan superar todas las dificultades.

Recemos para que las familias en el mundo de hoy sean acompañadas con amor, respeto y consejo. Y de modo especial, sean protegidas por los Estados”.

Mensaje del Papa

Compasión por el mundo

Muchas personas sufren en el mundo. No solamente por el hecho de la pandemia que vivimos. Como dijo Francisco el mes pasado, también por otras pandemias, como “la pandemia de las guerras, del hambre y muchas otras” (14/05/2020). ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo no caer en la indiferencia? El Papa nos muestra el camino: la compasión. Es la mejor ayuda que podemos ofrecerles, con nuestra oración y vida, acercándoles al Corazón de Jesús para que Él pueda transformar sus vidas.

“Muchas personas sufren por las graves dificultades que padecen.

Nosotros podemos ayudarlas acompañándolas por un camino lleno de compasión, que transforma la vida de las personas y los acerca al Corazón de Cristo que nos acoge a todos en la revolución de la ternura.

Recemos para que aquellos que sufren encuentren caminos de vida, dejándose tocar por el Corazón de Jesús.”

Mensaje del Papa

Hoy día de oración y ayuno

El Papa se une a la oración del 14 de mayo:

“Y como la oración es un valor universal, he aceptado la propuesta del Alto Comité para la Fraternidad Humana de que el próximo 14 de mayo, los creyentes de todas las religiones se unan espiritualmente en un día de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la pandemia del coronavirus. Recuerden: el 14 de mayo, todos los creyentes juntos, creyentes de diferentes tradiciones, para rezar, ayunar y hacer obras de caridad”

“Es bueno que a partir de la fe de los líderes religiosos, a través de los grupos y los responsables de la vida social y política, haya un momento de oración y solidaridad para invocar el fin de esta pandemia”

Mensaje del Papa

Por los diáconos

¿Tenemos clara cuál es la misión de los diáconos en la Iglesia? Ellos aportan al clero el mundo de la familia y de su profesión. Tienen mucho que dar. Son hombres con una vocación familiar de servicio a Dios y a sus hermanos muy clara y necesaria para la Iglesia. El servicio en la liturgia, a la palabra y a los más desfavorecidos está en la esencia de su misión.

“Los diáconos no son sacerdotes de segunda categoría.

Forman parte del clero y viven su vocación en familia y con la familia.

Están dedicados al servicio de los pobres que llevan en sí mismos el rostro de Cristo sufriente.

Son los guardianes del servicio en la Iglesia.

Recemos para que los diáconos, fieles al servicio de la palabra y de los pobres, sean un signo vivificante para toda la Iglesia.”

El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia.

Mensaje del Papa

Liberación de las adicciones

El problema de las llamadas “nuevas adicciones” tiene solución, pero debemos encontrar el camino, necesitamos la palabra profética, necesitamos inventiva humana, necesitamos hacer muchas cosas. Es hora de recuperarnos de las adicciones que nos seducen. Jesús dijo: “Donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt 6,21). Si uno solo se adhiere a las cosas terrenales, se convierte antes o después en esclavo de ellas. En cambio, si el corazón se adhiere a lo que no pasa, nos encontramos a nosotros mismos y seremos libres. Es hora de fijar la mirada en lo que permanece.

“Seguramente han oído hablar del drama de la adicción.

Y… ¿pensaron también en la adicción al juego, a la pornografía, a internet… y los peligros del espacio virtual?.

Apoyados por el “Evangelio de la Misericordia” podemos aliviar, cuidar y curar los sufrimientos relacionados con las nuevas adicciones.

Recemos para que todas las personas bajo la influencia de las adicciones
puedan estar bien ayudadas y acompañadas.”

Mensaje del Papa

Oremos por el fin de la pandemia

Recemos todos juntos por los enfermos, por las personas que sufren.

Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.

Agradezco a todos los cristianos, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que rezan por este momento, todos unidos, cualquiera que sea la tradición religiosa a la que pertenezcan.

Mensaje del Papa

Los católicos en China – El vídeo del Papa

En todas partes, la Iglesia busca promover todo aquello que nos une. También en China, tierra de grandes oportunidades, donde la Iglesia está llamada a vivir y a crecer en unidad.

“Hoy en día en China la Iglesia mira hacia adelante con esperanza.

La Iglesia quiere que los cristianos chinos sean cristianos en serio y que sean buenos ciudadanos.

Deben promover el Evangelio, pero sin hacer proselitismo y alcanzar la
unidad de la comunidad católica que está dividida.

Recemos juntos para que la Iglesia en China persevere en la fidelidad al
Evangelio y crezca en unidad. Gracias.”

Mensaje del Papa

Vídeo del Papa – Escuchar los gritos de los migrantes

Recemos para que el clamor de los hermanos migrantes víctimas del tráfico criminal y de la trata sea escuchado y considerado.

A menudo los migrantes son víctimas del tráfico y de la trata de personas.

Entre otras causas, sucede esto por la corrupción de los que están dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de enriquecerse.

El dinero de sus negocios, son negocios sucios, mañosos, es dinero manchado de sangre. No exagero: es dinero manchado de sangre.

Recemos para que el clamor de los hermanos migrantes víctimas del tráfico criminal y de la trata de personas sea escuchado y sea considerado.