Pastoral

Siguiendo fieles a nuestros Fundadores, tomamos en serio nuestros compromisos bautismales.

Como respuesta a este compromiso, atentas a la llamada del Señor, queremos continuar en la iglesia la misión de Jesús:

• Instruir a los pobres

• Cuidar a los enfermos

• Enseñarles a conocer a Dios

• A vivir como hijos suyos

NUESTRO OBJETIVO

Es ser signos del amor y de la ternura de Dios, desde nuestro ser consagradas, con nuestro testimonio, y una mayor presencia y cercanía, especialmente entre los más pobres. Nos sentimos llamados a aliviar el sufrimiento y a infundir esperanza. Queremos que vivan con dignidad su condición de personas.

En todo momento,  buscamos como metas ser acogedoras, sencillas, cariñosas y respetuosas. Queremos poner en práctica esa manera de amar que consiste en “acompañar a vivir” a las  personas con las que nos encontramos, que son víctimas de la soledad, de la enfermedad, que están bloqueadas por la depresión o sencillamente que han perdido la alegría y la esperanza de vivir.