Jóvenes, Laicos, Noticias, Sor María Laura

Porta-reliquia de la Hna Maria Laura

Mi nombre es Marisa, y el año pasado, del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana, me invitaron a participar en la organización de una convivencia para el secretariado de dicho movimiento, que son quienes llevan adelante los retiros que se organizan para jóvenes de entre 18 y 30 años.

Para ello era necesario elegir un lema; el cual sería transversal en toda la convivencia, buscando renovar de color ese llamado personal que Cristo un día nos hizo y les hizo al llamarnos por nuestro nombre.

Entonces, se sugirieron varias frases de distintos santos, todas bellas y oportunas, y cuando tuve que decir mi frase elegida, en mi, resonaba la frase de María Laura: “Quiero  hacer de mi vida, algo bello para los demás”, la dije y conté  de manera breve de quien era, y que una Hna. que conocía de la congregación había viajado a la beatificación y que estaba en ese momento en España. Que ella me había compartido un video muy conmovedor de su vida, sobre todo por estar relatado en primera persona.

Lo compartí con ellos y cada uno lo vio en su momento, viéndose todos conmovidos con su historia de vida, y también motivados por su ejemplo, entrega y misericordia a imitación de Cristo.

Una mujer referente para los jóvenes, provida, alegre, y que resumia en una frase, el ser cristiano, el ser jornalista, porque quien se encuentra con Cristo, y entiende su misión en la vida, que no es obra del azar, sino del amor de Dios que nos llamó a la vida,  no puede hacer más que de su vida, algo bello para los demás.

Y por unanimidad, fue el lema elegido. Le conté a la Hna. Isabel de todo esto, y ella con la alegría y el entusiasmo que la caracteriza se sumó a esta propuesta poniendo a disposición la reliquia de María Laura. Para Silvia y para mi que éramos las encargadas de espiritualidad en la convivencia, fue de gran gozo contar con tal bendición, decidimos mantener esta alegría en secreto hasta ese día, para sorprenderlos y fue un gran abrazo del Cielo, en principio, para los que organizamos la convivencia y luego para los miembros del secretariado, que les paso lo mismo que a todos al conocer su historia y reconocerse en ese lema.

Volviendo a la reliquia, cuando por fin la tuve en mis manos, pensé que seria necesario algo que la contenga para ser expuesta. Entonces le pedí a una amiga que me cortara un corazón con un hueco en el centro para calzar la reliquia. Lo hizo y luego con gubias y otros elementos tallé las letras de la frase, rostro y la cruz, que también, gracias a la Hna. Isabel que me compartió la historia de esa Cruz y su importancia para la Congregación, pensé entonces que debía estar en el  portador de la reliquia. El tiempo para hacerla fue breve, por lo que no pude ser suficientemente cuidadosa en cada detalle de terminación y en la base. Pero sí, la providencia, hizo posible que estuviera a disposición todo lo necesario para que sea expuesta la reliquia.

Como siempre, los planes del Señor son mejores que los nuestros. Tengo que reconocer que estuve a punto de decir que no a la invitación, pero sucedieron varias cosas que literalmente me decían que debía una vez decirle si, a esta invitación de trabajar para Él. Y que bueno que dije sí, porque a partir de ese momento, fue todo bendición tras bendición, un equipo excelente que daba gusto reunirse por zoom organizar y concretar, unir ideas… Todo, todo para agradecer.

Sentimos y vivimos lo que se siente hacer de nuestra vida algo bello para los demás, pero también lo sentimos y lo vivimos como un compromiso a vivir cada día.

Beata Maria Laura, ruega por nosotros.

Marisa

Noticias, Sor María Laura, Testimonio

Día de Todos los Santos

En este día de Todos los Santos, vamos a tener presentes en nuestra oración a tantas personas santas anónimas, a nuestros Fundadores San Andrés Huberto y Santa Juana Isabel, y a nuestra Hermana Beata María Laura.

Ayer, víspera de este día tan señalado, tuvimos la reliquia de nuestra beata, en la parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, en Zárate (Bs. As.).

Y hoy, en la misa de las 18 hrs., también va a estar presente la reliquia que es, más que la piedra que vemos -y es lo primero que pensamos-, es la sangre que tiene esa piedra. O sea, la sangre de la Beata maría Laura, cuando fue martirizada.

Agradecidas por su testimonio de vida entregada, haciendo de la vida ordinaria, algo extraordinario, invitamos a participar de esta Eucaristía, a la gente que pueda.

Sor María Laura

Carta por el motivo de la beatificación

Queridas familias:

No podemos dejar de escribirles en este momento de alegría y de gran emoción en el que estamos viviendo. En el día de hoy hemos vivido un acontecimiento histórico que quedará guardado en nuestros corazones: la Iglesia ha declarado que CON TODA CERTEZA QUE UNA DE NOSOTROS, UNA MUJER, MAESTRA, PROFESORA, MIEMBRO DE UNA COMUNIDAD EDUCATIVA DE UN COLEGIO DE LAS HIJAS DE LA CRUZ HA VIVIDO LA CARIDAD EN SU VIDA DE MANERA EXTRAORDINARIA, y por eso esta junto a Dios, y por eso la podemos invocar en nuestras necesidades.

Eso nos lleva a querer compartir la alegría para que puedan conocer a María Laura y el por qué la Iglesia la presenta como modelo de vida para nosotros hoy.

Teresina Mainetti nació en Italia y a los pocos días ha quedado huérfana, conoció de muy pequeña el dolor pero esta herida la hizo más fuerte y decidida a continuar. Y Dios que conocía el corazón de esta niña no dejó de cuidarla (porque así es Dios, escribe derecho en renglones torcidos…) y una señora la ayudó económicamente para que pudiera terminar sus estudios. Como alumna de un colegio de las Hijas de la Cruz conoció poco a poco a sus fundadores y el deseo de servir a los pequeños y a los pobres fue haciéndose más fuerte en ella.

Un día se dirigió a un sacerdote, a quién le confió su deseo sincero y profundo, ella buscaba… así como Juana Isabel y Andrés Huberto su misión en este mundo. Fue así que Dios le reveló el plan que tenía para ella, HACER DE SU VIDA ALGO BELLO PARA LOS DEMÁS.

Teresina toma esta invitación del sacerdote como un desafío y una aventura, la joven ingresa en la congregación de las Hijas de la Cruz. Y cuando Dios llama da una misión nueva y al igual que el Papa Francisco también ella cambia su nombre: ya no será más Teresa sino MARÍA LAURA.

Pronto se hizo muy querida entre las hermanas por ser una persona “común”, sencilla, de pocas palabras pero con un corazón atento a cada uno que venía a su encuentro. ¿De dónde fue sacando esta hermana esa alegría y esa ternura? ¿Por qué María Laura podía siempre estar disponible a pesar de sus propios intereses? La respuesta está en que María Laura CONOCÍA DE MANERA ESPECIAL A JESÚS, Y ÉL FUE FORMANDO SU CORAZÓN para que llegara un día a entregarlo en totalidad, dando incluso su vida por ello en el MARTIRIO.

El 6 de junio del año 2000, tres adolescentes de 16 y 17 años intentan por segunda vez acercarse a María Laura para asesinarla. ¡¡Sí, para asesinarla!! Estas tres jóvenes habían decidido entrar en una secta satánica y para ello debían asesinar a alguien que tenga a Dios en su vida, hacer una OFRENDA al mal, matando y evitando el bien.

Todo se trama para el día 6 del mes 6, las tres jóvenes engañan a María Laura, la llevan a un callejón sin salida y cada una debía apuñalarla 6 veces. No llegan a tal brutalidad porque la hermana, pequeñita de cuerpo pero fuerte en su espíritu, se resiste y no deja de hablarles con amor diciéndoles ¿por qué lo hacen? A lo que ellas responden “Tienes que morir bastarda”, y ante esta respuesta el corazón de María Laura se hace fuerte en el PERDÓN Y EN EL AMOR. Las tres jóvenes afirman que la hermana en un momento reza diciendo: “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen”. Y así, las jóvenes toman una piedra y la asesinan golpeándola en la cabeza.

María Laura nos enseña a perdonar lo imperdonable, a tomar fuerzas en Jesús porque sólo Él puede colmar nuestro corazón y a vivir en lo cotidiano la santidad, que no es otra cosa más que la caridad allí donde estamos. Nuestra hermana amo de manera extraordinario en lo cotidiano y esto tiene fuerza de NUEVA VIDA, FUERZA PASCUAL, fuerza de resurrección!!

No miramos el mal, el trágico fin porque nuestra mirada es en la fe. María Laura no murió en vano, el dolor en ella encontró un nuevo sentido de vida y esperanza. Es Hija de la Cruz, nacida de la cruz dolorosa para una vida nueva.

Nuestra hermana es ahora BEATA, y ella que ha conocido el dolor, y la soledad puede mejor que nadie escuchar nuestras penas, nuestras alegrías cotidianas, nuestras inquietudes y acercarlas a Jesús. Ella, que es una de nosotros y que ya celebra con Juana Isabel y San Andrés Huberto, puede socorrernos en estos momentos cuando lo necesitemos.

Por eso familias, recemos, agradezcamos, pero también no dudemos en acercarnos al gran corazón de María Laura porque ella puede llevarnos a Jesús.

Digamos juntos, como comunidad, como familia y como gran FAMILIA HIJAS DE LA CRUZ:

BEATA, MARTIR Y HERMANA MARÍA LAURA, RUEGA POR NOSOTROS.

C on gran alegría, las Hijas de la Cruz de Argentina

Sor María Laura

La canción LA HERIDA QUE TE HIRIÓ

LA HERIDA QUE TE HIRIÓ
(A Sor María Laura Mainetti HC, con motivo de su Beatificación- 6/6/2021)

Suscríbete a mi canal.

Letra y Música: Hna. Gabriela Paredes HC
Leonardo López Castro, arreglador,
Raimundo López Castro productor,
Claudio Partenzi colaborador

LA HERIDA QUE TE HIRIÓ

Y si te pienso, veo un mundo mejor
Y si te rezo, sé que estás ahí
Abrazada por Dios
María Laura, intercede por nos.

Fuiste a ayudar a quien te llamó
Acudiste a sanar la herida que te hirió,
Un tesoro se abrió con el dolor
Y la sangre fecunda de tu don.

Saliste a dar alivio y contención,
La muerte te alcanzó, diste tu perdón.
Entregaste tu corazón, herida de amor,
En la noche brilló el resplandor de Dios.

Jesús era el centro de tu corazón,
A ser Hija de la Cruz, Él te llamó.
Una vida bella para los demás,
Ese es tu legado y nuestro cantar.