Mensaje del Papa

Por la abolición de la pena de muerte – El Video del Papa

Hay muchas razones para decir “NO” a la pena de muerte. No es justa, ya que “no ofrece justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza. Y evita toda posibilidad de deshacer un posible error judicial”. Es moralmente inadecuada, pues “destruye el don más importante que hemos recibido: la vida”. Y, como nos recuerda Francisco, “a la luz del Evangelio, la pena de muerte es inadmisible”. No permanezcamos indiferentes ante las leyes que, en algunas partes del mundo, todavía permiten la pena de muerte. Unámonos a la petición del Santo Padre compartiendo este vídeo.

“Cada día crece más en todo el mundo el NO a la pena de muerte. Para la Iglesia esto es un signo de esperanza.

Desde un punto de vista jurídico, no es necesaria.

La sociedad puede reprimir eficazmente el crimen sin quitar definitivamente a quien lo cometió la posibilidad de redimirse.

Siempre, en toda condena, debe haber una ventana de esperanza.

La pena capital no ofrece justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza.
Y evita toda posibilidad de deshacer un posible error judicial.

Por otro lado, moralmente la pena de muerte es inadecuada, destruye el don más importante que hemos recibido: la vida. No olvidemos que, hasta el último momento, una persona puede convertirse y puede cambiar.

Y a la luz del Evangelio, la pena de muerte es inadmisible. El mandamiento «no matarás» se refiere tanto al inocente como al culpable.

Por eso, pido a todas las personas de buena voluntad que se movilicen para lograr la abolición de la pena de muerte en todo el mundo.

Recemos para que la pena de muerte, que atenta contra la inviolabilidad y dignidad de la persona, sea abolida en las leyes de todos los países del mundo”.

La Palabra

La Palabra y la Cruz

El mes de septiembre -como todos los años- es el mes de la Palabra. También el día 14 celebramos la Exaltación de la Cruz, día muy importante para la Familia Hijas de la Cruz.

Por este motivo intercalaremos frases que hagan referencia a esas dos cosas tan importantes en nuestra fe y nuestro carisma: la Palabra y la Cruz.

Hoy comenzamos con un texto que tenemos en nuestro libro espiritual, al que llamamos Espíritu y Vida (E.V.), que hace referencia a la Palabra.

«Dios nos da su PALABRA viva para iluminar y vivificar nuestra fe.»
(E.V. 11)