Laicos, Mensajes

Domingo de Ramos

Todos los años, el domingo antes de Pascua, los cristianos católicos celebramos el Domingo de Ramos, recordando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

Montado en un burro, Jesús entró en Jerusalén y una gran multitud «salió a su encuentro con ramas de palmeras exclamando:
¡Hosanna! Bienaventurado el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel ».

En la celebración del Domingo de Ramos, los fieles salimos a las calles en procesión para celebrar. Sin embargo, este domingo no será así.

Hoy las ramas se colocarán en las puertas, en las ventanas.

Hoy las ramas saludan a Jesús Triunfante que entra no en Jerusalén, sino en las casas de los que creen.

Hoy, estas ramas verdes en las casas simbolizan la expansión de la conciencia de aquellos que enfrentan su fragilidad.

Esta rama verde hoy nos invita a mirar la vida y el mundo de manera diferente, especialmente para bosques y toda la naturaleza. Mira con respeto y compasión.

De todos modos, esa rama verde en nuestros hogares hoy representa la esperanza de que esta pandemia pase y surja un mundo nuevo y mejor.

¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!

¡Feliz y Santo Domingo de Ramos!

Terezinha H. Albano