Jóvenes, Laicos, Noticias, Sor María Laura

Porta-reliquia de la Hna Maria Laura

Mi nombre es Marisa, y el año pasado, del Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana, me invitaron a participar en la organización de una convivencia para el secretariado de dicho movimiento, que son quienes llevan adelante los retiros que se organizan para jóvenes de entre 18 y 30 años.

Para ello era necesario elegir un lema; el cual sería transversal en toda la convivencia, buscando renovar de color ese llamado personal que Cristo un día nos hizo y les hizo al llamarnos por nuestro nombre.

Entonces, se sugirieron varias frases de distintos santos, todas bellas y oportunas, y cuando tuve que decir mi frase elegida, en mi, resonaba la frase de María Laura: “Quiero  hacer de mi vida, algo bello para los demás”, la dije y conté  de manera breve de quien era, y que una Hna. que conocía de la congregación había viajado a la beatificación y que estaba en ese momento en España. Que ella me había compartido un video muy conmovedor de su vida, sobre todo por estar relatado en primera persona.

Lo compartí con ellos y cada uno lo vio en su momento, viéndose todos conmovidos con su historia de vida, y también motivados por su ejemplo, entrega y misericordia a imitación de Cristo.

Una mujer referente para los jóvenes, provida, alegre, y que resumia en una frase, el ser cristiano, el ser jornalista, porque quien se encuentra con Cristo, y entiende su misión en la vida, que no es obra del azar, sino del amor de Dios que nos llamó a la vida,  no puede hacer más que de su vida, algo bello para los demás.

Y por unanimidad, fue el lema elegido. Le conté a la Hna. Isabel de todo esto, y ella con la alegría y el entusiasmo que la caracteriza se sumó a esta propuesta poniendo a disposición la reliquia de María Laura. Para Silvia y para mi que éramos las encargadas de espiritualidad en la convivencia, fue de gran gozo contar con tal bendición, decidimos mantener esta alegría en secreto hasta ese día, para sorprenderlos y fue un gran abrazo del Cielo, en principio, para los que organizamos la convivencia y luego para los miembros del secretariado, que les paso lo mismo que a todos al conocer su historia y reconocerse en ese lema.

Volviendo a la reliquia, cuando por fin la tuve en mis manos, pensé que seria necesario algo que la contenga para ser expuesta. Entonces le pedí a una amiga que me cortara un corazón con un hueco en el centro para calzar la reliquia. Lo hizo y luego con gubias y otros elementos tallé las letras de la frase, rostro y la cruz, que también, gracias a la Hna. Isabel que me compartió la historia de esa Cruz y su importancia para la Congregación, pensé entonces que debía estar en el  portador de la reliquia. El tiempo para hacerla fue breve, por lo que no pude ser suficientemente cuidadosa en cada detalle de terminación y en la base. Pero sí, la providencia, hizo posible que estuviera a disposición todo lo necesario para que sea expuesta la reliquia.

Como siempre, los planes del Señor son mejores que los nuestros. Tengo que reconocer que estuve a punto de decir que no a la invitación, pero sucedieron varias cosas que literalmente me decían que debía una vez decirle si, a esta invitación de trabajar para Él. Y que bueno que dije sí, porque a partir de ese momento, fue todo bendición tras bendición, un equipo excelente que daba gusto reunirse por zoom organizar y concretar, unir ideas… Todo, todo para agradecer.

Sentimos y vivimos lo que se siente hacer de nuestra vida algo bello para los demás, pero también lo sentimos y lo vivimos como un compromiso a vivir cada día.

Beata Maria Laura, ruega por nosotros.

Marisa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s